NOTICIAS

Consideraciones de labores en primavera

23-08-2021

Para que te prepares para la época de octubre y noviembre, cuando los huertos se encuentran en la etapa de fecundación, te dejamos información sobre cuáles son los puntos, respecto de riego, nutrición, manejo y control de plagas, y control de sierpes, que debes considerar para lograr una buena producción.

Riego

Durante octubre se inicia la actividad radicular del cultivo y es importante mantener una buena humedad del suelo para el correcto desarrollo de raíces. El riego es importante en los primeros años para tener huertos bien desarrollados en edad adulta, y en el caso de huertos adultos, es fundamental para un correcto desarrollo frutal, disminuir el porcentaje de frutos con defectos, evitar caídas en la producción y bajar la probabilidad de añerismo. En el caso de las variedades polinizantes, es importante para lograr un correcto desarrollo de la inflorescencia masculina (amentos) y tener una producción de polen adecuada en cantidad y calidad para asegurar una buena polinización. Todo lo anterior debido a que el avellano tiene baja resistencia al estrés hídrico y, por tanto, bajo estas condiciones disminuye la funcionalidad del sistema foliar, reduciendo la capacidad asimilativa de la copa de los árboles (Ellena, 2010).

Las principales consideraciones para determinar la mejor estrategia de riego deben ser:

  • Lograr mojar todo el perfil de suelo que se encuentra colonizado por raíces.
  • El apoyo con información de elementos como bandeja evapométrica, tensiómetros, sondas, calicatas, entre otros, permite optimizar los riegos y mantener niveles de humedad cercanos a capacidad de campo, donde la planta mejor se desarrolla.
  • Asimismo, es importante hacer un uso responsable y eficiente del agua, utilizando métodos o la tecnología disponible que permitan cuidar este vital elemento.

             

Gráfico 1: Coeficiente de cultivo (Kc) y consumo hídrico mensual temporada 2016-2017 (Citra, 2017).
Gráfico 2: Coeficiente de cultivo (Kc) y consumo hídrico mensual temporada 2017-2018 (Citra, 2018).

Datos calculados del coeficiente del cultivo (K¬c) y del consumo hídrico mensual de dos temporadas (gráfico 1 y 2) en el sector de Camarico (Rio Claro), muestran que la mayor demanda hídrica se concentra entre diciembre y febrero, meses de altas temperaturas, y donde además se están llevando a cabo los procesos de desarrollo y llenado de fruto, por lo que cubrir las necesidades hídricas de la planta es fundamental para el desarrollo.

Nutrición
Durante octubre, el avellano comienza su exploración radicular, alcanzando su peak primaveral en noviembre, y debemos aprovechar esta época para incorporar la nutrición necesaria para cubrir las necesidades del cultivo. Además de la fertilización regular, se puede complementar con aplicaciones foliares orientadas a cubrir otras necesidades específicas de la planta. Una buena programación de la fertilización debiese considerar lo siguiente:

Monitoreo y control de plagas
Durante este periodo se debe trabajar en el monitoreo de plagas, principalmente pulgones, chinche y cabrito. Una buena herramienta es trabajar nuestro historial de plagas, con fechas aproximadas de aparición y la identificación de sectores con mayor presión.
 
a. Pulgón

  • En el caso de esta especie, se debe evaluar la presión de individuos para considerar la aplicación de algún producto para su control. Las lluvias primaverales, muchas veces disminuyen las poblaciones presentes, bajando la presión. Además, la presencia de chinitas en el huerto, enemigos naturales de esta plaga, permite bajar la presión del insecto.
    Un índice para considerar aplicaciones es monitorear y encontrar más de 5 individuos por centímetro cuadrado de hoja, con estos niveles comienza a ser problemático para el cultivo, debido a la producción de mielecilla que permite el establecimiento de fumagina, generando interferencia en la capacidad fotosintética de la planta.

                

Izquierda: Presencia de pulgón en hojas
Derecha: Presencia de individuo adulto de pulgón en hoja.

b. Cabrito

  • La presión de este insecto es más común en las zonas del Bio-Bío y la Araucanía hacia el sur, con menor presión en la región del Maule. Entre los meses de octubre y noviembre se pueden apreciar los primeros adultos sobre las plantas, con este indicador se pueden programar las aplicaciones para su control.
  • Los daños al avellano, en el caso de los adultos, se concentra en la parte aérea de la planta: cuando emergen del suelo, trepan el árbol y se alimentan preferentemente de ramillas del año, consumen corteza verde y provocan anillado en la madera que origina el quiebre de éstas con vientos estivales.
  • Cabe destacar que el daño provocado por los adultos, aunque no tenga relevancia desde el punto de vista económico, representa una buena señal de presencia de ataque a nivel subterráneo, de hecho, las larvas son mucho más peligrosas para nuestros huertos que los adultos, ya que atacan de forma subterránea haciendo galerías a la altura del cuello de la planta, provocando amarillez de las hojas y defoliación temprana, esto combinado provoca la caída de ramas, ejes productivos, y en casos extremos, pérdidas de plantas completas. Para esos casos, una alternativa de recuperación es eliminar el material dañado o perdido y renovar con brotes basales nuevos, seleccionando buen material y en posición para cubrir los sectores perdidos.

                

Izquierda: Caída de eje productivo, producto de daño provocado por larva de cabrito en planta adulta.
Derecha: Adulto de cabrito (Aegorhinus nodipennis).

c. Chinche (Leptoglossus chilensis)

  • Si bien octubre y noviembre no son aun las épocas de mayor presión de chinche, si es importante programarse desde ya para el monitoreo de esta plaga, teniendo clara la identificación de la especie, monitoreando de forma sistemática nuestro cultivo, considerando además las zonas donde históricamente se ha tenido mayor presión de chinche, y de acuerdo con lo anterior, programar las aplicaciones necesarias para su control.

Algunas consideraciones para el monitoreo son:

  • Monitoreo perimetral, ya que este insecto antes de entrar al huerto tiene hospederos como zarzamora, manzanos, quillay en floración y el chamico.
  • Una vez identificado dentro del huerto, se debe reaccionar prontamente con aplicaciones de productos con acción de contacto y alto efecto knock-down (efecto volteo).
  • Considerar aplicaciones nocturnas o a primera hora de la mañana, con el fin de incrementar la efectividad del control, dado que el insecto es menos móvil con bajas temperaturas.

Izquierda: Chinche identificado en huerto durante octubre 2018
Derecha: Individuo de chinche (Leptoglossus chilensis).

 Control de sierpes

El control de las sierpes es una labor importante dentro de los manejos del avellano, principalmente por necesidad técnica de mantener libre la parte baja del árbol para optimizar las labores de cosecha, no tener un emboscamiento en el futuro con material mal posicionado y quitar material que consumirá energía aprovechable por la parte alta de la planta (zona productiva). Las alternativas de control de sierpes pueden ser:

 

Agrichile participa en seminario organizado por INIA

SEGUIR LEYENDO

Manejo de plantas y consideraciones para plantaciones nuevas

SEGUIR LEYENDO