NOTICIAS

Manejo Integrado de Plagas (MIP)

04-12-2021

Consideraciones generales

El Manejo Integrado de Plagas busca fomentar el uso racional de los métodos químicos, biológicos y culturales para el control de insectos que dañan los cultivos. Esta estrategia se basa en el conocimiento del biosistema, a través de las interacciones de los insectos como plagas y sus enemigos naturales. La identificación de los insectos y su monitoreo son claves para la toma de decisiones.

Identificación y monitoreo

 

 

Leptoglossus chilensis S. (Chinche pardo): monitorear desde fines de noviembre. Presencia de uno a dos ejemplares indican que existe una población mayor que podría provocar daño económico. 5% máximo de presencia de daño en la recepción.

 

 

 

 

 

 

Myzocallis coryli (Pulgón del avellano): monitorear desde inicio de brotación. Monitorear 20 árboles, cinco hojas por árbol. Si el promedio es mayor a 10 pulgones por hoja, implica daño económico. 

 

 

 

 

 

Monitoreo adultos: seleccionar 15 árboles por paños de cuatro a cinco ha.

Monitoreo larvas y pupas: realizar calicatas de 30x30x30 al lado del cuello de la planta. Presencia del insecto en dos plantas, indican daño económico.

Control biológico

El control natural que realizan depredadores, parasitoides y entomófagos sobre poblaciones de insectos plaga, regula la densidad de éstas en los sistemas agrícolas. Una manera de aumentar la presencia de ellos en el huerto es a través del establecimiento de flores aromáticas como lavanda, tomillo, ruda, menta, etc.

Chinche: se han descrito dos parasitoides, un Geocoris sp. y un Taquinido para el control de esta plaga.

Pulgón: existen 13 depredadores, más un parasitoide descrito para el control de esta plaga.

Cabrito: dentro de este método destaca el uso de hongos entomopatógenos del género Metarhizium y Beauveria. El uso de Nematodos entomopatógenos de los géneros Steinernema y Heterorhabditis, se ha extendido, por ser un controlador móvil a diferencia de los hongos.

Control químico

Después de determinar si existe daño económico por la presencia de algún insecto plaga, se debe escoger la estrategia a implementar. A continuación, algunos ingredientes activos para el control químico de las principales plagas en avellano europeo:

Tabla I: Información con ingredientes activos permitidos para el control fitosanitario de plagas en el avellano.

 

Tabla II: información con ingredientes prohibidos para el control fitosanitario de plagas en el avellano.

Control cultural

El control cultural es un conjunto de labores que tienen por objetivo generar condiciones adversas para el desarrollo de determinadas plagas (Rippa y Luppichini, 2010). A continuación, algunas medidas de rápida implementación:

Chinche: revisión de hospederos alternativos en sectores aledaños o continuos para entender de donde provienen los focos, como berries, espárragos, rosales, chamico, litre, quillay, boldo, peumo y maitén (en ningún caso eliminar este tipo de vegetación).

Pulgón: evitar el exceso de fertilización nitrogenada y favorecer el desarrollo de vegetación umbelífera espontanea o cultivada, como zanahoria o cilantro, que atraen a los controladores biológicos del insecto.

Cabrito: barreras físicas y naturales (lupino amargo por ej.) en perímetros con mayor presión. Bandas protectoras en troncos hospederos, y mantener perímetros limpios.

¿Qué se viene para el avellano europeo?

SEGUIR LEYENDO

INFOGRAFÍA Y VIDEO: Agrichile realiza webinar “Medidas preventivas en la producción de avellana en tiempos de pandemia”

SEGUIR LEYENDO